02 abril 2007

¿Lo que quiero?

Hoy hablare sobre el “origen” de, sino todos, muchos gays: las páginas de perfiles.
Yo me adentre en ese fascinante mundo, hace muchos años ya, casi ni me acuerdo, por los chats de Chueca. Cuando me di cuenta de mis tendencias, y las empecé a asumir, decidí entrar en esta página para así conocer gente, y poder salir por ese barrio, que me imaginaba poco menos que oscuro, tétrico, y con la gente follando por las calles y encima de los coches.
Mucha gente con la que hablaba, para lo típico de intercambiar fotos, aunque todo el mundo sabe que el físico no es importante, y que nunca lo valoramos, y que lo que importa es el interior, me linkaba a su perfil del Gaydar.
Y así, conocí esa página, que por aquel entonces me imagino que estaba empezando. Al principio no me atrevía a publicar mis fotos por lo típico de que daba un poco de miedo que alguien pudiera reconocerme y todo eso. Pero viendo que el número de visitas que tenía al mes era poco mas que cero, y mucho menos que uno, por no hablar de los mensajes recibidos, decidí agregar unas cuantas. Enseguida empecé a subir las visitas, e incluso a recibir mensajes.
Como se puede ver aquí, dejo muy claro lo que busco y lo que no, pero aún así hay gente que no lo entiende, o no lo quiere entender, y me escribe con fotos de su polla, con mensajes tipo ¿Quedamos?, ¿Zona? o ¿Cómo la tienes?.
A esa gente, dependiendo de si tengo el día bueno o malo paso de ellos, o les respondo sugiriendo que se apunten a lecciones de lectura, o que no hablo con penes andantes.
Después de esa página, conocí a su competencia directa: Bakala, de similares características, pero con algunas diferencias (Puedes poner mas fotos, no tienes limitación para escribir mensajes...) A cambio, creo que la gente va mas a saco, y no hay tanta variedad de gente, son mas cortados por un mismo patrón.
Muchas mas han ido surgiendo, como Mensual, Zenkiu, Gayparship (Que es mas como una agencia matrimonial), o los perfiles de la propia página de Chueca.
Tras varios años inscrito en muchas, debo decir que no he encontrado lo que buscaba en cuanto al “amor”.
Sin embargo, fue la manera por la que conocí a mi “hermano”, y gracias a el, a mis demás “hermanos”.
Es lo único que agradezco a este sistema.
Creo que ayuda a gente que este como yo hace unos años, que no conoce gente gay, pero que tiene ganas de hacerlo, y salir por el ambiente y poder hacer amigos.
Ganas de empezar a vivir su homosexualidad como quiera

1 comentario:

Ertai dijo...

Amen! Gaydar tampoco me ha ayudado mucho a encontrar el amor, pero me sirvió para conocer gente, y entre ellos a mi nuevo grupo de amigos